El cuerpo humano está compuesto por un 60% de agua aproximadamente, por lo tanto este recurso natural es indispensable para la vida y el funcionamiento de nuestro organismo. Por ejemplo, participa de la digestión de nutrientes, absorción y eliminación de toxinas, en el sistema circulatorio, mantiene la temperatura corporal, entre otros. Por esta razón, todos necesitamos una correcta hidratación diaria ya que el cuerpo no reserva agua. Por tanto, toda el agua perdida principalmente por la orina, heces, sudor y respiración, se debe reponer.

La deshidratación genera una disminución del rendimiento deportivo, rendimiento intelectual, afecta el sistema digestivo, produce dolores de cabeza, etc. Por consiguiente, y dado el elevado ritmo de trabajo que se nos solicita hoy en día, recomiendo siempre tener una botella o vaso de agua a disposición para consumir en pequeñas cantidades durante el día.

No esperes sentir sed para tomar agua, y mantén una buena hidratación tomando al menos 2 litros de agua (de preferencia natural), la cual puedes saborizar con rodajas de fruta como naranja, pomelo, limón o berries, y le puedes agregar ½ cdita de polvo antioxidante Nativ for life que quieras para darle color y nutrición a tu vida.

Valentina Carrasco
Nutricionista