Por Camila Quevedo Nutricionista, health coach y Nutricionista de Nativ for Life

 

Es muy importante que a medida que van cambiando las estaciones, como lo hacemos como el abrigo y ropa que ocupamos, es importante ir también alimentándonos acorde al ambiente y estar alineados con la naturaleza.

En los meses de frio necesitamos guardar nuestro calor interno, para mantenernos con energía. Para ello necesitamos alimentos más calientes, caldosos y cocidos.

Este tipo de preparaciones es de vital importancia para mantener nuestro calor, irrigación, vitalidad, y el flujo energético interno para que nuestro organismo realice sus funciones de manera correcta.

Que abunden las preparaciones de naturaleza salada y caliente; sopas, caldos de verduras, de hueso y de pollo. Agregar crema de verduras especiadas, legumbres y guisos. Sabores amargos, colores más oscuros y de naturaleza marina como pescados, algas y mariscos, y también subterránea; papas, camotes, betarragas.

También les dejo una lista de alimentos para agregar ya que son ricos en ciertos nutrientes indispensables para el correcto funcionamiento de nuestro metabolismo lo que nos mantendrá con energía.

Hierro, necesario para la oxigenación de nuestras células. Lo encontramos en las lentejas, porotos negros, carnes rojas, espinaca, acelga, kale. * Importante agregar vit c (por ejemplo, jugo de limón o pimentones rojos) a las hojas verdes y legumbres para mejorar su absorción.

Vit b; necesarias para el metabolismo celular… arroz integral, huevos, pescados.

Proteínas: huevos, pescados, semillas, carnes, granos integrales.

Otro ítem muy importante… el estrés. Todas las hormonas implicadas en el estrés utilizan gran parte de nuestra energía. Volcamos toda nuestra energía para estar en modo defensa y alerta, dejando bien poco para lo vital, para nuestro crecimiento, reparación y mantenimiento de nuestro equilibrio.