Por: Camila Quevedo Nutricionista y health coach

 

Las verduras son un maravilloso grupo de alimentos, variados colores, formas y texturas…y todas ellas tienen la bondad de ser ricas, vitaminas, minerales, fibra, antioxidantes… Y sin aportarnos tantas calorías… muy bondadosas!.

Erróneamente cuando pensamos en una ensalada lo primero que se nos viene a la cabeza “ lechuga y tomate “

Pero la verdad es que hay millones de ideas para hacer de una ensalada un plato realmente rico, lleno de texturas y diferentes sabores!

Hay varios ítems para hablar;

1. Están las hojas verdes que se utilizan como base generalmente, ojalá que siempre haya gran variedad, de todos los tipos y gamas de verdes.

2. Luego están las verduras que tienen más cuerpo (berenjenas, tomate, zanahoria, champiñones, pimentones etc) es con ellas que vamos aprovechar esa cualidad… por ejemplo: podemos asar el tomate al horno con orégano, saltear mix de pimentones, champiñones o zanahorias. También se pueden grillar los zapallitos italianos entregándole inmediatamente mayor sabor.

3. Imprescindible, agregar texturas y diferentes sabores, mix de semillas (zapallo, maravilla, sésamo) + frutos secos (nueces) + dulce (cranberries o frutillas o arándanos o mandarinas) + algo cremoso (Cubos de palta).

4. Elegir entre los cereales integrales, legumbres o proteína animal… Por ejemplo quinoa o hummus de garbanzos o bien cubos de salmón o huevos pochados… tu eliges.

5. Otro ítem importante son los aliños, no tiene por qué ser el mismo siempre. Por ejemplo; en vez de usar el típico aceite de oliva con limón lo podemos cambiar por una salsa de palta; molemos ¼ de palta, la licuamos con unos tallos de apio, ¼ cebolla y un poco de jugo limón…. En este punto podemos agregar un plus y aportar más nutrientes, aportando Nativ potenciamos aún mas la ingesta de antoixidantes.

Así siguiendo estos pasos de seguro armarás una deliciosa ensalada, nutritiva y contundente.