Hay algunas vitaminas que aumentan sus necesidades cuando estamos en constante entrenamiento físico, una de ellas es la vitamina C;

Potente antioxidante, regenerador de tejido muscular y precursor del colágeno.

Como podemos asegurar una ingesta suficiente de esta vitamina y que esta finalmente vaya a hacer su función en el organismo…

Aquí algunas consideraciones:

  1. Al desayuno es la hora en que el intestino esta en las óptimas condiciones para absorber la vitamina C y así sacarle el mejor provecho.
  2. Siempre es mejor elegir fuentes naturales como frutas y verduras, ya que el cuerpo las asimila mejor. Como futas ácidas; kiwi, frutillas, berries, y verduras como; brócoli, pimentón rojo.
  3. Esta vitamina no se almacena en el organismo, por lo que es necesario incorporarla todos los días a través de la alimentación.
  4. La Rosa mosqueta es rico en vitamina C, antioxidantes y sustancias antiinflamatorias.

IMPORTANTE: El exceso de esta vitamina no produce alteraciones, la deficiencia si!

Camila Quevedo Truan