Por Camila Quevedo Nutricionista, health coach y Nutricionista de Nativ for Life

Durante los meses de frío, la tendencia natural, es guardarse. A veces nos quedamos pegados sin hacer mucho movimiento, actividad física y algún deporte. Por otro lado la ingesta de agua disminuye notablemente, a diferencia de los meses de calor, o bien tendemos a consumir más café y té, ambos dos deliciosos y muy buenos para el frío, pero tienen su efecto diurético, donde eliminamos mayor cantidad de agua, cuando en invierno lo necesario es mantenernos hidratados para conservar nuestro calor interno. También priorizamos alimentos más calóricos y contundentes, lo que esta muy bien, pero nos olvidamos de las frutas y las verduras, cuando estas también pueden estar incorporadas en preparaciones tibias y calientes como; compotas de frutas, guisos y cremas de verduras.

Todo lo anterior se traduce a una menor ingesta de fibra, lo que repercute en nuestro tránsito intestinal.

Es por ello que durante el invierno siempre recomiendo agregar Ciruela plums, 1 cdta (5 grs.) para aportar más fibra y así poder cubrir los requerimientos diarios (alrededor de 25 grs.). Este plus de añadir más fibra, no solo te ayudara a evitar la constipación, sino también a sentirte saciad@ por más tiempo, a mantener una flora intestinal saludable y regular los niveles de azúcar en sangre.