Por Camila Quevedo Nutricionista, health coach y Nutricionista de Nativ for Life

 

Las proteínas son necesarias e indispensables en nuestra alimentación del día a día. Son la materia prima de huesos, músculos y órganos. Necesitamos también de aminoácidos (constituyentes de las proteínas) para un gran número de funciones importantísimas de nuestro organismo.

Por otra parte, las proteínas nos aportan algo, que por lo menos yo como nutricionista escucho que casi todos mis pacientes buscan, ya se para bajar de peso, o cualquier otra razón… El sentirse saciado. Todos cuando comemos disfrutamos del placer de una rica preparación y también buscamos calmar esa hambre y finalmente quedar satisfechos.

Las proteínas nos dan esa increíble satisfacción y lo mejor es que esa sensación de saciedad se mantiene por horas.

Aquí les dejo algunas formas prácticas, fáciles y muy sanas para aportar este gran macronutriente a tus desayunos, mejorando inmediatamente su valor nutricional.

En los desayunos por ejemplo, siempre agregar algún tipo de semilla a la fruta o yogurt o cereal que consumas. También pueden ser frutos secos.

Si tu desayuno es con pan, que alguno de tus agregados sea proteico; huevo, pollo o pavo, puede ser deshuesado o bien tipo jamón o queso fresco.

Si te gustan los batidos, no olvides de agregar una de estas opciones; yogurt o 1 scoop de proteína vegetal o 1 – 2 cdas. de harina de almendras.