No necesariamente tenemos que recurrir a la gran cantidad de cremas dermatológicas o cosmetológicas, que nos prometen maravillas para nuestra piel. El común y bien sabido dicho, “eres lo que comes”, expresa totalmente como cada alimento puede ser clave si queremos tener una piel joven y radiante ,y más importante aún una piel que luzca y este sana.

La piel es el fiel espejo de lo que ocurre internamente en nuestro cuerpo. Muchas veces recurrirnos al dermatólogo por alteraciones a la piel y finalmente resulta en que estamos estresados, cansado o nos hemos despreocupado de nuestra salud.

Hay una serie de nutrientes y micronutrientes que son indispensables y no pueden faltar en nuestra alimentación diaria, si es que de piel estamos hablando.

El agua es fundamental, para mantenerla hidratada y que este luminosa. La epidermis necesita de agua para que cada una de sus células se mantenga trabajando en óptimas condiciones. Es por ello que ahora más aún que la temperatura aumenta y las necesidades aumentan, no hay que olvidar tomar como mínimo 8 vasos de agua al día, esta puede ser en agüitas, o aguas saborizadas de manera natural, con pepino, limón, menta ect…

El beta caroteno y los carotenos son pigmentos presentes en las frutas y verduras de color anaranjado y también presente en la rosa mosqueta. Este pigmento se deposita en nuestra piel, dándonos el lindo color dorado, y su principal función es la protección frente a los rayos UV.

Cuando hablamos de vitaminas, la vitamina C no puede faltar. Es precursora de la formación de colágeno y elastina, principales proteínas de la piel, que en conjunto forman una red que nos dan la elasticidad y es aspecto joven que muchas buscamos.

Y lo que nunca puede faltar, son los conocidos antioxidantes, necesarios para evitar y neutralizar los nocivos efectos del sol. En verano la piel está expuesta constantemente a la alta actividad oxidativa de los radicales, lo que hace que envejezcan de manera acelerada, y perdamos las cualidades que los nutrientes descritos antes.

La recomendación para este verano, para lucir una piel bronceada pero sin perder la integridad y su salud, está en lo que comemos. No olvides de consumir agua, partiendo desde la mañana. Aprovecha toda la variedad de frutas veraniegas, todas ricas y con muchísimas vitaminas, minerales, fitonutrientes, cada fruta nos aporta diferentes. Y para los antioxidantes, una manera rica y natural, añade polvos de superfrutas Nativ for Life! Y disfruta aún más tus desayunos o múltiples preparaciones, dulces o saladas que puedes encontrar en nuestras recetas.

Camila Quevedo